Cuando las mascotas se convierten en nuestros atacantes

Share Post:

Como ciudadanos de California, todos estamos en nuestro derecho de tener mascotas en nuestros hogares y brindarles los cuidados que requieren. Desde proveerles un hogar y comida hasta corroborar que tengan todas las necesidades cubiertas, por ejemplo, vacunas y visitas regulares a veterinarios para comprobar que se encuentran en buen estado de salud. Pero también conlleva una gran responsabilidad. Tener una mascota representa hacernos cargo de sus acciones y los posibles daños que puedan producir.

Ser dueño de un perro es un compromiso. Al igual que cualquier demanda por lesiones personales, ser mordido por un perro es un delito y puede ser demandado por la víctima, aquella que fue agredida por su mascota. Según el código civil de California, el dueño del perro deberá hacerse cargo por lesiones causadas por la mordida de su perro y también deberá hacerse cargo tanto si la víctima se encontraba en un espacio público o en su propiedad. 

La víctima deberá comprobar ante un jurado las lesiones que ha sufrido a causa de su perro, entre las cuales podemos destacar: 

  • La víctima deberá demostrar que el ataque fue realizado dentro de la propiedad del demandado o, en su defecto, que el perro le pertenece al acusado.
  • La víctima también deberá mostrar las lesiones causadas por el perro, tales como mordidas o rasguños causados durante el ataque del animal.
  • Además, la víctima demostrará que, debido al ataque, ha sufrido pérdidas financieras tales como visitas médicas o incluso la incapacidad de trabajar debido a la gravedad de las heridas.

De este modo, y frente a un juez, podrá el jurado comprobar la negligencia del dueño del perro al fallar en su responsabilidad de cuidar a la mascota como corresponde. No podrá escapar y deberá hacerse cargo de los daños y lesiones que ha podido causar su mascota a la víctima. Sin embargo, en California existe un plazo límite para realizar una demanda por lesiones personales, dos años después del accidente.

Si usted fue víctima de una situación similar y aún no ha presentado una demanda, cuente con Lipeles Law Group para ayudarlo.

Stay Connected

More Updates