Negligencia Médica

Share Post:

Cuando se trata de nuestra salud, siempre debemos acudir a un profesional. Confiamos en su larga trayectoria y sus arduos años de estudio para encontrar la solución a nuestras dolencias y malestares. Ellos son responsables de nuestro cuidado, descubriendo qué es lo que está mal con nuestro cuerpo, y encontrando la posible solución para el problema. 

Cuando se habla de medicina, confiamos ciegamente en el profesional. Por ello mismo, cuando algo sale mal, es el mismo médico el que debe reconocer sus errores, haciéndose cargo de su mal accionar respecto a nuestro caso clínico. Estos casos suelen ser reconocidos como negligencia médica, y con un breve fallo del accionar médico por parte del profesional, su salud se puede ver gravemente comprometida. 

Son muchos casos en los cuales un médico puede cometer negligencia médica:

  • Omisión de información al paciente: el paciente está en todo su derecho de saber en qué consiste su propio cuadro médico, desde el diagnóstico hasta el tratamiento.
  • Impericia: se da cuando el médico tiene escaso conocimiento sobre el caso del paciente y carece de habilidad para interpretar los síntomas que padece para llegar a un diagnóstico óptimo.
  • Prescripción errónea: si el profesional indica una prescripción que no es la correspondiente de acuerdo con el cuadro que presenta el paciente o está contraindicada según su condición.
  • Diagnóstico retrasado: el médico es un profesional que debe actuar de manera rápida frente a la sintomatología de un paciente, por lo que un retraso en su diagnóstico podría afectar al cuadro del paciente.
  • Fallos durante la intervención quirúrgica: al momento de realizar una cirugía, son muchas las cosas que pueden salir mal. Desde errores humanos hasta falta de preparación del quirófano, este caso forma parte de una negligencia médica.

 

Sin duda, nadie quiere encontrarse frente a una situación de esta índole, ya que podría complicar el estado de salud de familiares, amigos e incluso de nosotros mismos.

El mal accionar de un profesional de la medicina podría incluso lograr que nuestra vida penda de un hilo. Es por ello que en Lipeles Law Group sugerimos que, frente a una negligencia médica, siempre es mejor acudir a un abogado con experiencia. Ellos sabrán aconsejar y guiarlo en una situación tan delicada.

Stay Connected

More Updates